Botes de laca, ojos emborronados, morenos Bahamas en el rostro. Cuidado porque en Nochevieja es fácil caer en más de un exceso (y no hablamos de beber).

Lo del maquillaje es un tema complicado, es muy fácil cometer errores (excesos), tanto es así que hasta en las alfombras rojas vemos meteduras de pata garrafales. Pues bien, Nochevieja es la ocasión especial para cometerlos todos. Que si “un poquito más alto el moño”, que si “dale más laca a ver si en mitad de la noche me despeino”, que si “un poco más morena que tengo color blanco nuclear”, que si “estira el eyeliner que parece que no es suficiente”… Mal.

Concretamos: hay diez cosas con las que vas a meter la pata.