Las 10 películas de nuestra vuelta al instituto

Nos da igual que las califiquen de “basura cinematográfica”, que las crítica las ponga a parir, que los indies ni siquiera sepan de qué hablamos cuando decimos que “los miércoles se viste de rosa” (Mean Girls) y que hagamos llorar a un cinéfilo purista cuando hablamos de que hemos pasado 200 minutos de un domingo viendo Clueless en vez de a Lynch.

Y nos da igual porque estas películas son el sueño de una generación (en líneas generales, pues abarcaremos los nacidos en los 80 y los 90). Son la explosión hormonal de una vuelta al instituto frívola, sí, pero divertida; la de las Chicas Malas, la de “América tiene baile de primavera, son tan avanzados…” (nótese la ironía al repetirla), la de “quiero ser animadora” o “quiero cargarme a las animadoras”, la de “quiero ser Winona – hay que ver cuántas dijimos eso en los 90 – y acabar con los matones”…

Por todo eso queremos volver a verlas y no hay mejor mes que septiembre. Así que reúne a tus amigas o, en el caso de las modernas, enciérrate una tarde en casa y póntelas en secreto. Porque tú y to sabemos que quieres, que según veas los 10 títulos a continuación querrás buscarlas, es más, desearás que vuelva Blockbuster para hacer del visitando un remember de verdad.

via GIPHY

Heathers (1988)

¿Por qué? Porque es la venganza cinematográfica de todos los pisoteados por los matones de turno.

Bonus track: una Winona Ryder con mucho rollo, como de costumbre.

via GIPHY

Clueless (1995)

¿Por qué? Porque es un clásico y porque por primera vez la chica popular no es del todo mada.

Bonus Track: la moda, ojo a todos los modelos y ojo a los que han vuelto.

via GIPHY

Risky Business (1983)

¿Por qué? Porque siempre quisiste hacer la fiesta que su protagonista monta en casa cuando se ausentan sus padres.

Bonus track: sale el Tom Cruise con el que forrabas la carpeta.

via GIPHY

Mean Girls (2004)

¿Por qué? Porque son malas y patéticas, así que nos gustan. Y porque la buena se siente tentada por el lado oscuro. Porque hace de las matronas una broma absurda y divertida.

Bonus track: Lindsay Lohan, la actriz de esta generación.

via GIPHY

The Breakfast Club (1985)

¿Por qué? Porque sus cinco protagonistas representan los cinco estereotipos de adolescentes de instituto.

Bonus track: muchos la consideran el estandarte del cine adolescente.

via GIPHY

Can’t buy me love (1987)

¿Por qué? Porque el marginado pasaba a ser popular pero seguía siendo tierno.

Bonus track: Patrick Dempsey, ojo.

via GIPHY

Grease (1978)

¿Por qué? Clásico entre los clásicos. Lo tiene todo.

Bonus track: dale al karaoke, solo tienes que ponerte los subtítulos.

via GIPHY

Election (1999)

¿Por qué? Porque detrás de esta comedia romántica de adolescentes hay una crítica feroz del sistema político y los valores norteamericanos.

Bonus track: El guión estuvo nominado a los Oscar y su protagonista, Reese Witherspoon, a un Globo de Oro a Mejor actriz de comedia.

via GIPHY

Bring It On (2000)

¿Por qué? Porque es la tipica no, tipiquísima película de animadoras con el plus de una banda sonora de lo más pegadiza,

Bonus track: Porque sale Kirsten Dunst antes de ser indie.

via GIPHY

Scream (1999)

¿Por qué? Porque esta película marcó el inicio de un mini género, el del terror adolescene, en el que no hacía falta grandes efectos, solo unos adolescentes (guapos, a ser posible) y una historia tétrica.

Bonus track: Salen algunos de los iconos del cine y la tele de los 90 como  David Arquette, Courteney Cox, Skeet Ulrich, Rose McGowan, Drew Barrymore…

Venga, no te cortes, dale al play.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 + uno =