4 italianos que tienes que probar en Madrid

En Madrid hay mil italianos, pero buenos de verdad no tantos. Nosotros hemos seleccionado nuestros cinco favoritos, esos en los que ir a comer una pizza, una pasta, un antipasti o lo que te plazca de la vecina Italia es un verdadero placer artesanal, tradicional y auténtico.  • Por María G. Aguado.

#1 Don Giovanni

italianos

Spaghetti Bosconara.

Es el italiano por excelencia (de ahí que sea un imprescindible de nuestros 100 Mejores Restaurantes de Madrid). Creado por el chef Andrea Tumbarello cuando decidió crear en la capital un italiano auténtico de verdad.

Todo en él es artesano, de la masa de las pizzas a las pastas frescas. Y las recetas pasan de la tradición más arraigada a los platos que invitan al producto fetiche de Andrea: la trufa. Por algo se le conoce como ‘el rey de la trufa’, es uno de los chefs más especializados en este producto, lo utiliza con gusto y maestría en muchas de sus creaciones con equilibrio y sofisticaicón.

 

Un plato imprescindible: la Bosconara, una especie de carbonara tradicional que añade setas a su receta.

Un plus: combina los mejores productos italianos con los mejores de nuestra tierra y la trufa siempre es fresca, nada de aromas.

¿Dónde? Paseo de la Reina Cristina, 23. 914 34 83 38. Web.

#2 Premiata Forneria Ballaró

italianos

Pizza de tuétano.

El chef Ángelo Marino es (y ha sido) propietario de algunos de los restaurantes italiano más punteros de Madrid, como era la Taverna Siciliana (la echamos de menos) y el Mercato Ballaró, que sigue en activo y dando qué hablar. Fornería es su último proyecto, una apuesta por el sabor, por las recetas tradicionales y por el disfrute de una cocina italiana hecha de inicio a fin en sus cocinas.

El protagonista es el horno de leña, así que la pizza tiene un papel destacado en la carta. Elaboradas con masa madre de las mejores harinas italianas, reposadas en una larga fermentación y después horneadas al calor de madera de encina. Y con ingredientes que van desde los clásicos por todos conocidos a los más novedosos como la pizza de tuétano, boletus y azafrán; la de trufa; la de jamón San Daniele, mozzarella e higos… Hay muchas opciones, todas originales y apetecibles. Lo mismo sucede con la pasta, siempre fresca y hecha en su obrador. Hay recetas clásicas como la lasagna de toda la vida o los Fusiloni alla norma; y otras bien distintas como los Tagliatelle con ragú de codorniz y crema de trufa. Los entrantes como la Presa Ibérica “Carrasco” tonnata dan fe del buen producto, y los postres como el tiramisú de la tradición.

Un plato imprescindible: la Pizza Tartufo, con trufa negra, panceta y mozzarella fresca de búfala (es la preferida de los asiduos) y el Tiramisú, sin duda uno de los mejores que hemos probado.

Un plus: tira de originalidad haciendo combinaciones de ingredientes en pizzas y pastas que no se ven en otros italianos.

¿Dónde? Calle de Santa Engracia, 90. 915 93 91 33. Web.

#3 Mamá Chicó

italianos

Pizza de jamón ibérico con huevos rotos y aceite de trufa.

En plena calle Recoletos, Mamá Chicó se abre como un oasis en el que evadirte del ruido y la rutina. Una terraza cubierta decorada con mimo y romanticimo da paso a un salón cálido de mimbre, madera y plantas. Su cocina guarda 30 años de tradición familiar y huele a albahaca y platos caseros. Es el proyecto de Martín Héctor Presumido, hijo de padres argentinos  que emigraron a Galicia a continuar con el negocio de obrador que tan buenos resultados había dado en su tierra natal. Su sueño era montar un sitio donde todo fuese casero y las masas fueran las protagonistas. Y así nació Mamá Chicó. Un homenaje a su madre y su cocina.

Para empezar, puedes pedir desde la burrata con helado de pesto verde y polvo de aceituna negra a un pulpo  la gallega bien bueno o unas zamburiñas gallegas a la plancha con patatas crujientes, huevos rotos y trufa. Pero como vamos a tirar por lo italiano, hablaremos de sus pizzas: finísimas, crujientes y con ingredientes de primera. Para muestra, la de jamón ibérico con huevos rotos y aceite de trufa. En cuanto a las pastas, cuentan con tres recetas prediseñadas y más elaboradas, y con una lista de pastas frescas a combinar con la salsa tradicional que prefieras.

Todo se hace en casa, también los postres pues el propio restaurante cuenta con un obrador de donde salen las creaciones pasteleras del día. De tartas de dulce de leche en honor a esa Argentina familiar a profiteroles de plátano.

 

Un plato imprescindible: la Pizza de jamón ibérico con huevos rotos y aceite de trufa es la triunfadora. Y es imprescindible pedir postre.

Un plus: combina los mejores productos italianos con los mejores gallegos y todo se hace en casa.

¿Dónde? Calle de Recoletos, 10. 911 57 42 46. Web.

#4 La Tavernetta

italianos

Mejillones en salsa.

Angelo Loí, italiano nacido en Cerdeña, es el dueño de este restaurante que desde hace 8 años lleva abriendo sus puertas en la calle Orellana a todo el que guste probar la cocina siciliana. Un sitio con historia en Madrid y con una historia personal, pues su recetario se inspira en el de su madre. Y esa es la única pretensión, que comas bien y te sientas bien, por eso carece de artificios en decoración y platos.

Aquí manda el producto, por eso las Alcachofas gratinadas con queso pecorino son un plato imprescindible en temporada. Siempre hay que pedir los Mejillones en salsa de tomate picantita, plato estrella de la casa. La pasta es siempre fresca y hecha con harinas italianas. Destacan los Fetuccini al Granchio con cangrejos de mar al mirto, las Empanadillas de pasta rellenas de patatas, queso sardo y menta; los Linguini a la carbonara original con papada, y los Ravioles rellenos de higadillos con salsa chalota.

 

Un plato imprescindible: cualquiera de las pastas y los Mejillones en salsa de tomate picantita.

Un plus: son recetas de madre siciliana, una garantía de éxito.

¿Dónde? Calle Orellana, 17. 913 19 23 90. Web.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 × cuatro =