7 cafeterías en Madrid donde tomar un café de verdad

“Un café, por favor” es una frase que ya ha quedado en desuso. Ahora sabemos qué café, lo queremos de especialidad (o sea con una calificación de más de 80 puntos sobre 100 otorgados por catadores en base a una escala estandarizada), pedimos transparencia sobre su procedencia y elaboración, incluso esperamos que sea de tueste propio; nuestras petición sobre cómo los queremos van más allá de la temperatura de la leche y esperamos que sea un barista quien nos los prepare, (qué menos). El café disfruta su momento de gloria y los templos que le rinden tributo en Madrid bien merecen una visita.

toma-cafe

Toma Café

Santiago Rigoni y Patricia Alda son dos enamorados del café que encontraron su vocación en un viaje a Nueva York, cuando descubrieron los corners de la Gran Manzana que conquistaban a los verdaderos cafeteros. Volvieron a Madrid, se pusieron a aprenderlo todo sobre el café y montaron, allá por 2011, Toma Café. Allí tienen una variedad enorme de cafés (hondureños, ruandeses, congoleños, etíopes…) que tuestan ellos mismos en su almacén. Para no perderte, los encontrarás en su carta divididos en negros, blancos (con leche) y fríos, pero sus baristas (encantadores) te asesorarán según tus gustos.

El mismo amor que ponen en la búsqueda de su café, lo ponen en el resto de sus productos. Así que no olvides probar sus tostas hechas con alimentos frescos del día. Tienes desde la clásica con tomate a la de mantequilla con ajo negro y limón quemado (muy recomendable) pasando por la de aguacate con fruta y la de aceite de oliva extra con picota, tapenade y tomates rehidratados.

Perfecta para disfrutar de un buen desayuno, un brunch, un almuerzo o un café en cualquier momento del día, mientras trabajas o te relajas, pero que el café no falte.

Calle La Palma, 49 y Santa Feliciana, 5.
Todos los días de 8.00 a 20.00.

la-colectiva

La Colectiva Café

Juan y Pablo se conocieron en Buenos Aires cuando eran solo unos niños y la vida les llevó a estar juntos en Madrid desde hace ya diez años. Paseando por nuestra ciudad se les ocurrió la idea de montar un café, precisamente cuando empezaron a echar de menos tener uno que no fuera una clásica cafetería, uno en el que sirvieran café rico en un espacio dispuesto para lo que necesitaras (trabajar, quedar, leer, desconectar…). Así surgió La Colectiva Café, un ligar donde tomar café de especialidad, platos veranos y buen producto, pues hasta el pan de las tostadas es ecológico.

Todo se disfruta en un espacio ideado, como decíamos, para lo que quieras hacer. En su planta de arriba tienen mesas altas y un banco corrido con cojines. En la de abajo, mesas comunales y sofás dispuestos en un acogedor salón donde desconectar de Madrid.

Calle Francisco de Rojas, 9.
De martes a viernes de 9.00 a 20.00. Fines de semana de 10.00 a 20.00.

cafe-agelica

Café Angélica

Este rinconcito de la calle San Bernardo tiene mucha historia. Resulta que nació por 1984 cuando un trabajador de aduanas vio que las hierbas y las especias hacían las delicias de los franceses, y decidió abrir la primera tienda especializada en la capital. Triunfó, pero las turbulencias que estamos pasando le obligaron a cerrar y fue cuando Luz y Carlos Zamora decidieron darle una nueva vida como el Café Angelica. En sus paredes conservan elementos de la tienda que fue y siguen vendiendo especias (de pequeños productores de la India), hierbas aromáticas traídas del Delta del Ebro y secadas al aire libre, y hasta 15 variedades de tés de Japón, China e India. Todo ecológico y seleccionado de pequeños productores que miman el producto.

Pero vayamos al café. Tienen más de 10 tipos, todos solidarios, porque si algo dio forma a este negocio fue el impacto que causó en Carlos un documental sobre las terribles condiciones de los productores de café. Así que decidieron servirse de pequeños productores cuyos beneficios ayudan a proyectos de co-desarrollo en África. Brasil, Tanzania, etiopía, Ruanda El Salvador y Guatemala les sirven el café y ellos lo tuestan y lo mezclan y e lo sirven allí mismo o para que te lo hagas en casa. Además tiene tostas de aguacate, de jamón y dulces caseros y algunos platos fáciles de comer y sencillos pero siempre con buen producto.

Calle de San Bernardo, 24.
Todos los días de 9.00 a 22.30.

hola-coffee

Hola Coffee

Pablo Caballero, nombrado Barista del Año 2016 por la SCAE, es uno de los hombres al mando de la cafetera de Hola Coffe, eso ya te da una idea del nivel de café que tienen allí. Café de expertos solo para verdaderos amantes, no hay ni bebidas vegetales, ni descafeinados, ni zumos, ni productos artificiales como los edulcorantes ni aguacates si no es temporada, por mucho que se lleven. Solo hay café, té negro y verde, leche fresca y de almendra, refrescos caseros y chocolate. Y no hace falta más.

El sitio es bonito, agradable con sus maderas claras y plantas naturales por todas partes, luz agradable y café para llevar a casa. Perfecto para relajarse y aprovechar su Wi-Fi.

Calle Doctor Fourquet 33.
De martes a viernes de 8.00 a 18.30. Fin de semana de 10.00 a 18.30.

ruda-cafe

Ruda Café

Que no te engañe que sea pequeño. En Ruda Café te hacen el café como tú quieras. Con una buena base – es 100% arábica de distintas procedencias – ellos crean tú café perfecto. Con leche fresca, sin lactosa, bebida vegetal, solo, con canela, chocolate, dulce de leche, espuma… Lo que quieras.

Pequeño y acogedor, con paredes blancas donde asoma el ladrillo, estanterías d madera natural, taburetes y alguna mesa, es un lugar de peregrinaje junto al Rastro de Madrid.

Calle Ruda, 11.
De lunes a viernes de 8.00 a 20.00. Fines de semana de 9.00 a 20.00.

pum-pum-cafe

Pum Pum Café

Su filosofía es ecológica y vegetariana y Papo Kling junto a su hermano Dam lo aplican a todos los productos de su Pum Pum Café. También al café que lo compran a pequeños productores seleccionados por ellos mismos y lo tuestan en pequeños tostaderos que se lo hacen a su gusto, literalmente, pues son sirven una café que no les ha convencido en la cata. Si lo pides con leche, te va a sorprender porque utilizan solo leche fresca de la Sierra madrileña.

La cocina está abierta todo el día así que puedes tomar en cualquier momento sus bizcochos ecológicos, su pan de masa madre, sus ensaladas, sus huevos Benedictine (camperos y servidos con aguacate fresco), sus zumos naturales… El lugar es para fotografiar. Mesas de madera, ladrillo visto, plantas que cuelgan del techo… Apto para cualquier plan, también para leer las revistas especiales de su estantería.

Calle Tribulete, 6.
Todos los días de 9.00 a 21.00.

lots-coffee-house

Lots Coffee House

Si quieres un café para llevar cuando pasees por el Barrio de Salamanca, Lots Coffee House es tu sitio. Un pequeño espacio muy cuidado con un carta de más de 10 tipos de cafés que cambia a su gusto. Aman la historia de sus cafés, así que no se conforman con servírtelo de maravilla sino que te cuentan de dónde viene y lo que hay detrás de lo que te vas a tomar. Y es que conocimiento no les falta, ellos mismos son productores, baristas y formadores de baristas, completos hasta la médula. Por supuesto, cafés de especialidad de tueste propio. Tienen también Ucoffee Cold Brew, un café macerado en frío listo para beber que hacen ellos mismos con el mimo que merece una bebida denominada premium; cuidan hasta el agua que utilizan, filtrada y con mineral dura con PH neutro.

Calle General Oraá, 40.
De lunes a viernes de 8.00 a 16.00.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dos × 2 =