El 7 Islas Hotel presenta una nueva imagen remodelada por Kikekeller, con un diseño sencillo y funcional que destaca por la belleza de sus detalles. Un hotel con esencia desde su Lobby Bar y sus áticos con terraza, hasta cada una de sus habitaciones. 

El 7 Islas Hotel nace como un refugio para aquellos isleños que visitaban la ciudad en el año 2002. Más de una década después, este hotel alojado a espaldas de la Gran Vía, se ha convertido en un espacio icónico de la ciudad.

Este hotel urbano apuesta por Kikekeller, el estudio de diseño de mobiliario e interiores que ha dotado al hotel de su esencia actual, a través de materiales robustos como la madera y el acero. Estos interioristas le han dado un toque de minimalismo, junto con jóvenes creadores de Madrid, que han diseñado y producido diferentes piezas como lámparas, colgadores y demás elementos decorativos.

En las habitaciones se respira un ambiente de confort, calidez y exclusividad, combinado con materiales y colores naturales y elementos decorativos. Destacan los cabeceros de acero y cuero trenzado a manos de Kikekeller y el diseñador Matías Carbiá, y los colgadores de Ignacio del Toro.

Este hotel tiene un carácter totalmente urbano, en el que los huéspedes respiran un diseño cuidado y disfrutan de una estupenda vista de los tejados de Madrid. Es un espacio versátil que reúne todo tipo de posibilidades, conciertos, eventos, exposiciones… apostando siempre por el arte y la cultura.