La comida saludable se abre paso en Madrid y en Abolea lo hace con el sabor y el concepto del bol como aliados. Tenemos nuevo sitio favorito en la capital para cuidarnos con producto de temporada y elaboraciones healthy.

Rus Ansón y Antonio Gavilán, barcelonesa y sevillano de nacimiento, son los ideólogos de Abolea, un restaurante healthy que mezcla lo mejor de ambas tierras, el buen producto y el sabor, con un concepto que encontraron durante una estancia de diez años en California, el de los bowls. Allí encontraron que la gente se cuida de verdad, un reducto en Norteamérica donde la alimentación sí importa y el culto al cuerpo trasciende la apariencia para tocar sus connotaciones más cercanas a la salud. Con todo esto en mente aterrizaron en Madrid deseando ponerlo en práctica en un restaurante agradable en ambiente (es precioso y se presta a trabajar, a reunirse o a relajarse con un buen libro) y cocina donde ellos mismos comerían a diario.

Abolea plato a plato

Todo tipo de recetas en formato bowl. Tienen 6 diferentes, todos llevan una proteína, ya sea animal como el de salmón marinado, el de tataki de atún o el de ternera, o vegetal con legumbres y tofu; verduras, hortalizas e hidratos de carbono en forma de arroz integral. Las mezclas son de lo más sabrosas, hacen uso de las especias, los marinados y de unos aliños riquísimos. Es difícil cansarte pues los ingredientes cambian con la temporada y a tu gusto, por ejemplo, si en lugar de la ternera quieres tofu, te ponen tofu.

Tienen un menú diario que combina uno de esos boles con una crema fría o caliente, dependiendo de la estación. El gazpacho de la madre de Antonio es espectacular, y la crema de calabaza y pera, también.

Cuentan además con una carta de desayunos que incluye desde las tostadas a clásicas a otras más mimadas como la de pavo braseado y aguacate. por supuesto, boles de granola, yogurt, porridge… Bizcochos caseros, batidos, zumos naturales y cafés, de especialidad eso sí, que aquí cuidan todo el producto que sirven. Si eres de brunch pero te cuidas, vas a disfrutar con su menú a base de un café o té, una granola casera con yogurt, miel y fruta de temporada y uno de los boles salados, un burrito o un bocadillo caliente de boniato asado y queso fresco.

Para las cenas tienen una carta especial que además de los boles incluye tablas de queso, de patés vegetales, una buena hamburguesa y algún plato especial.

Nuestro favorito

El Bibibamp, con huevo a la plancha, ternera de Cuerda Larga, verduras salteadas, arroz jazmín, mix de hojas verdes, espinacas frescas, lombarda, zanahoria y sriracha. El gazpacho de remolacha con la receta tradicional de la madre de Antonio. Y la granola con yogurt y miel.

Abolea

En Abolea uno se siente en casa

Esto es así. Y es que lo han decorado con buen gusto y más mimo. Un sitio luminoso donde el blanco y las maderas naturales se mezclan con pequeños detalles de cerámica artesanal, cojines, bancos corridos para compartir, lámparas amarillas y plantas por doquier, todo escogido por la propia Rus en un intento (más que logrado) de montar un pequeño hogar donde sentirse bienvenido. La disposición del local es obra del arquitecto Guillermo García-Badell y deja que la luz entre a raudales y respire. Todo junto conforma una atmósfera cálida, sin estridencias, perfecta para relajarse, trabajar, quedar con amigos o pasar un medio día en familia.

¿Dónde, cuándo, cuánto?

Calle Sandoval, 12, Madrid.

91 727 32 45

De lunes a miércoles, de 10.00 a 20.00h, y  de jueves a sábado de 10.00 a 00h. Brunch el sábado de 12.00 a 17.00h.

Precio medio: 16€, menú del día 11,90€ y brunch 14,95€.

Web / Facebook / Instagram