Alberto de las Heras dibuja ‘Germania’ en la Fresh Gallery

Alberto de las Heras aterriza en La Fresh Gallery el próximo 14 de Febrero –hasta el 15 de Marzo de 2013– con su nueva y controvertida obra, Germania, formada por una serie de dibujos realizados a partir de diversas técnicas artísticas y tamaños, desde el lápiz sobre papel, la acuarela o el acrílico sobre madera, para representar críticamente lo que quiso ser el III Reich.

Con este título el autor se refiere al nombre que Hitler quería dar a la capital alemana, una fantasía arquitectónica monumental y desmesurada, tan descabellada como el delirio imperialista del nazismo de los años 30. Para realizar semejante obra había que arrasar con parte del centro urbano de Berlín, creando un nuevo eje Norte – Sur que dividía la ciudad en dos. El encargado de materializar tal locura era el arquitecto personal del Führer, Albert Speer. La II Guerra Mundial y el suelo arenoso de la ciudad impidieron la realización del proyecto.

La exposición se divide en tres partes. En la primera parte, titulada “New Look”, vemos las consecuencias de la locura nazi. Son una serie de dibujos con las minas de Berlín después de los bombardeos de la guerra, en las que unas modelos fantasmagóricas posan como en una editorial de moda. Van vestidas de Dior. El “New Look” fue un revulsivo estético frente a las carencias de la guerra. También representa una mirada nostálgica y conservadora a los tiempos previos a las dos guerras mundiales y una forma de rechazo a los movimientos modernos a los que de alguna manera se les culpaba de haber llevado a los experimentos sociales que desestabilizaron las sociedades tradicionales y que desembocaron en las guerras mundiales. El “New Look” creaba una sensación de tranquilidad recuperando los corsés, las grandes faldas y una estética más rígida, conservadora y que recordaba a la vieja aristocracia.

La segunda parte se centra en la monumentalidad y el delirio arquitectónico nazi proyectado por Albert Speer como representación del poder. Son varios dibujos en diferentes formatos de edificios y plazas de la nueva ciudad que se iba a construir y de la deshumanización que reflejaba semejante alarde de poder.

La tercera parte se centra en las principales víctimas de la locura nazi: los judíos. Están representados a través de una lista de dibujos a modo de catálogo de objetos y posesiones personales confiscadas a las distintas familias judías, así como algunos dibujos de personas judías en su vida diaria antes de la llegada al poder del partido nazi.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

tres + 20 =