Con una visita se convirtieron en nuestros bowls favoritos de Madrid.

Hoy por hoy, la oferta de poké bowls en Madrid está en constante crecimiento. Se están abriendo cada vez más poké bars que van por la misma línea de el famoso plato hawaiano pero Bowlers Kitchen es una apuesta distinta. Aunque ofrecen variadas y deliciosas opciones de pokés, tienen también una oferta de platos diferentes que vale la pena probar, todos servidos en bowls.

Abiertos desde Enero, Bowlers fue pensado en ofrecer platos de alta calidad tanto en el restaurante como en el servicio de delivery. Por eso, decidieron que la presentación fuese siempre en bowls (por ello también el nombre), para que independientemente del lugar en el que el cliente tomara su plato, este estuviese perfectamente en su punto tanto en su preparación como en su presentación. 

El restaurante, ubicado en El Barrio de Salamanca, más exactamente la Calle Príncipe de Vergara 56, se destaca porque sin ser bastante pretencioso, ofrece un ambiente ameno, siendo un lugar en el que además de comer delicioso, ya que han reintentado platos clásicos de todo el mundo, también se siente bien pasar el rato. 

La carta está compuesta por una variedad de bowls de todo el mundo. Sus platos pasan de lo español, a lo peruano, indio e incluso griego.  


Nuestra selección:

La Ensalada Mexicana, recomendada por uno de sus socios quien nos confesó que la tomaba casi a diario. Y a decir vedad, todo un acierto! Pollo de corral, pimiento rojo, cebolla, aguacate, lechuga batavia, frijoles negros, queso feta y pico de gallo en aliño cremoso de jalapeño y cilantro. ¡Estaba para morirse! El plato realmente nos sorprendió ya que esperábamos el típico sazón mexicano que se puede probar comúnmente en Madrid pero aquí se sentía mucho más real, era como si un trozo de México se lo hubiesen traído a la cocina de Bowlers y nosotros lo estuviésemos probando.  

El Poké bowl Fire Tuna, picante porque nos gusta el picante. Atún picante, arroz de sushi, aguacate, edamame, batatas asadas, col lombarda, rabanillos, cebollas crujientes en salsa de soja-sésamo y mayonesa picante. Y aquí ha llegado el momento de la verdad. Hasta ahora, hemos probado muchos Poké bars de Madrid y tenemos que confesar que como el Fire Tuna de Bowlers Kitchen, no hemos probado ninguno. De verdad, ninguno! Desde la presentación (un bowl en cerámica muy bonito), pasando por los ingredientes, que no sólo se veían sino también sabían muy frescos, hasta la mezcla en general, con un sabor picantón y fresco que daba gusto saborear. Este, nuestro Poké favorito de toda la ciudad.

Respecto al resto de la carta bowler, se trata de platos que han descubierto en sus viajes por el mundo, con ingredientes que sus socios disfrutan comer. Dentro de sus opciones también hay bowls calientes como Fetuccine al pesto, Risotto de setas silvestres, Butter chicken, Keema Masala, Fish n Ships, entre otros. Estos dos últimos, están en la carta por Dana, una de las socias, quien es de la India y toda su vida ha vivido en Londres. 

Algo muy especial de Bowlers Kitchen, es que son promotores del arte, recibiendo y exhibiendo obras de artistas en sus espacios.

Sin duda, un restaurante para visitar sí o sí. Nosotros esperamos volver pronto para poder contarles un poco de los bowls calientes que para estas fechas vienen más que perfectos. Por ahora, es su turno.

Abajo les dejamos una galería con fotos de algunos de sus platos para que se antojen!