Sí, todas las marcas le buscan y el porqué es muy sencillo: es el blogger chino con mayor poder en la industria de los bolsos de lujo, y cuando hablamos de poder hablamos de varios miles de dólares.

¿Quién dirías que mueve el negocio de los bolsos de lujo? ¿Hermès con su lista de espera para un Birkin? ¿Chanel y sus siempre deseados modelos? ¿Vuitton con sus colabores con artistas contemporáneos? No. Ellos los crean y Tao Liang, más conocido como Mr. Bags, los convierte en una necesidad imperiosa para las fieles seguidoras de las grandes firmas. ¿Su poder? Mucha mano en las redes, visión de negocio y un plus cualitativo en su blog.

Una publicación compartida de @mrbagss el

Sí, es un blogger, y a estas alturas de la película influencer, muchos – sobre todo aquellos que creen en la recesión del negocio de los blogs – se preguntarán hasta qué punto tienen poder estos coolhunter y prescriptores de tendencias. Pues el común de ellos puede que poco, puede que se conviertan en embajadores de algunas marcas, que reciban regalos carísimo y que tengan miles de seguidores; pero pero Mr. Bags tiene tanto poder que Gucci, Louis Vuitton y Bergdorf Goodman le confiaron el negocio de la viralización de sus bolsos. Y eso es porque ha llevado su blog un paso más allá: no solo muestra a sus lectores sus conocimientos sobre moda y tendencias, no solo enseña lo que se lleva, Mr. Bags muestra a las marcas lo que los consumidores chinos buscan, desean y están dispuestos a comprar, y todos sabemos el affair que tienen los chinos con el negocio del lujo. 

Una publicación compartida de @mrbagss el

Hay que decir que a su favor tiene casi 3 millones de seguidores en el blog – aunque ¿qué son con los millones que se manejan ahora en Instagram? -, más de 600.000 en WeChat (una app de mensajes y microblogging con múltiples aplicaciones en Spotify, Amazon…), el tercer puesto en el ranking de los bloggers más influyentes de China y una población, la china, entusiasmada (e inversora) con las marcas de lujo a un nivel mucho más exponencial que la occidental. El resultado, según él mismo ha confirmado: más de 170.000 dólares de ganancias para las marcas que confían en él en solo doce minutos.

Un ejemplo de este año. Se asoció con Givenchy para promocionar una edición limitada del modelo Horizon en rosa por San Valentín. Solo se vendía a través de su WeChat. Las 80 piezas del bolso que tenía un precio de 2.170$ (2.050€) se agotaron de forma instantánea, echa cuentas. Después de este hito y coincidiendo con el 25 cumpleaños del bloguero (sí, solo tiene 25 años), no es de extrañar que Tod’s llamara a su puerta y le invitara a lanzar una colección cápsula de doscientas unidades que vio la luz el pasado 26 de junio; esta era la primera vez que un influencer modificaba algunas de sus piezas, concretamente los modelos insignia como el Sella o el Double T, y eso que Chiara acababa de fichar como embajadora de la firma.

Pero, ¿cómo lo hace Mr. Bags?

Va a parecer manido pero es cuestión de pasión, visión, trabajo y de estar en el sitio adecuado en el momento adecuado. Siempre da rabia hablar de suerte en estos casos, pero hay veces que juega un papel fundamental, sobre todo cuando hablamos de redes sociales, si estás donde está el reclamo y sabes viralizarlo, negocio hecho. Y hablando de estar en el sitio adecuado, Tao estaba en el ‘Facebook chino’ (llamado Ren Ren) ya en 2011, y se le ocurrió subir un bolso que le gusto, que no era especialmente caro y que rápidamente obtuvo varios cientos de likes. Ahí empezó todo, vio el potencial. Ahora que vemos el origen muchos dirán, “qué fácil, yo también puedo hacerlo”, el típico cuñadismo que se responde con un, ¿de verdad en 2011 habrías subido un bolso a Facebook y te habrías volcado casi 24h en ello tras ver el subido de likes? Nos queda la duda.

Una publicación compartida de @mrbagss el

El caso es que él le cogió gusto, empezó a estudiar la historia de los bolsos, a empaparse de absolutamente todo, a enterarse el primero de las nuevas colecciones y a aplicar sus conocimientos de negocio para ver las posibilidades de inversión, facilitando el trabajo a los amantes de estos complementos que siguen el ritmo de las ciudades chinas, es decir, frenético. Como veis, la cosa se complicó, empezó por una buena idea, llamadle suerte si queréis, pero después necesió poner todo su gusto y todos sus conocimientos a trabajar duro, y recordemos, su único cimiento fue una cosa tan cambiante como los “me gusta” de una red social, pero oye, le salió redondo.

Para responder a la pregunta de una forma mucho más rápida tenemos las palabras que recogió Business of Fashion. “Me interesa la historia que hay detrás de los bolsos y suelo clasificarlos en función de lo buena inversión que suponen, teniendo en cuenta la marca y el modelo. Supongo que este punto de vista es el que más les interesa a mis seguidores, amantes de los accesorios que no tienen tiempo para estudiar tanta oferta . Yo les facilito el trabajo ayudándoles a escoger qué bolso les conviene más y dónde comprarlo”, afirmaba Liang.

<

Una publicación compartida de @mrbagss el

Así que, en definitiva, lo que ha hecho este bloguero ha sido decir, ‘seguidora amante de la moda pero muy ocupada, con trabajo hasta las cejas y una vida de lo más ajetreada, invierte en este bolso, es lo último, va a ser la bomba y es la mejor inversión que puedes hacer hoy’. Ellas dicen amén y las firmas, también.