Nada está de más: Zoé

Ya se trata de una declaración de intenciones cuando antes del nombre de un nuevo espacio en Madrid se coloca una palabra que deja claro que no es un lugar cualquiera: Inusual Club & Restaurant. En Zoé la experiencia no es solo gastronómica. Nada más entrar, su decoración te cambia el día. Sillas doradas con capitoné, calaveras, suelos y paredes estampados, mesas con dibujos de periódicos, terciopelos, dorados y una iluminación variante hacen de la llegada una apología del kitsch más fascinante. Tres pisos para un ambiente circense y teatral por descubrir, obra del decorador venezolano Isaac Dospuntos, una de las personas que tienes que conocer en Madrid, absolutamente fascinante. Arriba, la sala principal con vistas a la planta calle; en ésta, una barra para brindar y algunas mesas; y abajo, la pista de baile, especializada en música electrónica.

image6

El chef gallego Pucho Landin, formado en los fogones de Culler de Pau, DiverXo y StreetXo, lidera la cocina, que se deja ver en el segundo piso tras una especie de pecera de cristal transparente. Miles de sartenes con fuego vuelan y preparan el menú gourmet, entre el que destacamos sus croquetas de txangurro y de queso de Gamonéu, el tiradito de lubina en salsa de soja, el tataki de salmón con verduritas chinas o el entrecot de vaca con salsa de mostaza verde. Y para terminar, un espectacular arroz con leche en tempura.

image8

Además, cuenta con una amplia selección de sushis, que prepara en el acto el sushiman. Una mezcla asiático-mediterránea en platos que son pura explosión de sabor en la boca. Bonita presentación y raciones justas.

Pero el espectáculo no solo está presentado en la comida, porque todas las noches un show diferente ameniza la cena. Acróbatas, malabaristas, músicos, cantantes o payasos excéntricos ponen el punto mágico y artístico al local. En nuestro caso fue una bailarina de danza aérea, algo completamente hipnótico, como también lo eran las proyecciones de video mapping y sus ilusiones ópticas.

image5

Lo mejor es que al terminar de servir, Zoé se convierte en una disco con música y copas en el Barrio de Salamanca. Tres en uno sin moverse del sitio: restaurante, teatro y discoteca.

Madrid: Juan Bravo, 31.

Sólo cenas. www.zoeinusualclub.net

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cinco × uno =