Alojamientos singulares en el mundo

El viajero ‘de vocación’ siempre quiere ir más allá, su pasión le lleva a cruzar continentes de punta a punta, a viajar en transportes de aire, mar y tierra, a perderse en selvas tropicales, desiertos o junglas de asfalto. Será que el alma de aventurero que lleva dentro le empuja a buscar nuevos retos, pero ¿en qué lugares le gusta alojarse para relajar cuerpo y mente antes de continuar su camino? Para los que os sentís identificados con nuestro viajero, os proponemos unos alojamientos increíbles y para todos los gustos.

desconecting people, alojamientos singulares en el mundo

desconecting people, alojamientos singulares en el mundo

Hotel de Emauspoort

¡Nos encanta Holanda!

Holanda es el país de Europa que alberga un mayor número de hoteles singulares por metro cuadrado. Es bien conocida la mentalidad emprendedora de los holandeses, siempre a la vanguardia de ideas y proyectos. Además es de los pocos países que aúna modernidad y clasicismo en una armonía perfecta.
En una de las más bellas ciudades del país, Delft, encontramos uno de esos hoteles familiares y acogedores que hacen sentir al viajero como si estuviera en su propia casa. Situado en el centro de la ciudad, enfrente del puente más fotografiado, encontramos el hotel Emauspoort, testigo del discurrir de las aguas de los canales que circundan la ciudad.
Este remanso de paz se encuentra íntimamente ligado al personaje más conocido de la ciudad, Johannes Vermeer, pintor del siglo XVII que legó a la humanidad bellas creaciones pictóricas entre las que se encuentra “La chica de la perla”. Una sala entera del hotel está dedicada a Vermeer, con mobiliario que imita la época en la que él vivía y reproducciones de sus cuadros, una delicia para los amantes de la pintura.
Para colmar el espíritu y sosegar el cuerpo en Delft hace falta poca cosa, dar un paseo por los canales, visitar las Catedrales y la plaza central o contemplar las elegantes casas que tanto inspiraban a Vermeer. Y para descansar, nada mejor que el ambiente familiar de Emauspoort. Jeroen Struyk y su familia se esfuerzan por ofrecer un servicio cercano y unos productos sanos y artesanales, como el pan y los croissants del desayuno. De hecho, hay una ‘Bakery´s room’ dedicada a la panadería que albergaba antiguamente el local que hoy ocupa el hotel, propiedad de la familia Struyk durante generaciones.
Y esto no es todo, en el patio del hotel hay una sorpresa para los clientes, dos carromatos gitanos originales, restaurados y acondicionados para pasar allí la noche. Su presencia hace, todavía más si cabe, que el lugar resulte realmente encantador.

alojamientos singulares

Avión Suite

Suite de lujo a bordo de un avión

¿Te imaginas pasando una noche romántica en un avión? Disponer de todo un avión entero para ti y la persona que te acompañe. Lo bueno es que no tienes que coger un vuelo y pasarte horas en incómodas butacas, solo desplazarte hasta la localidad de Taugen, en Holanda, y alojarte en este singular hotel. Se trata de un avión de estilo vanguardista, remodelado y convertido en una suite de lujo para parejas.

A bordo podrás encontrar todas las comodidades de un hotel convencional, pero su peculiaridad lo hace único: 40 metros de largo, una cama doble, un salón con mobiliario moderno, una cocina totalmente equipada, un cuarto de baño y también un despacho.

Además conserva la cabina del piloto intacta, esperando que te pongas a los mandos. La puedes ver y visitar, es una magnífica idea para todos los que siempre habéis soñado con ser parte de la tripulación.

El avión es un modelo Ilyshin 18 que durante años sirvió como medio de transporte para los jefes de gobierno de la República Democrática de Alemania y ahora tiene una función mucho más lúdica. En 1986 dejó de estar activo, primero se usó como restaurante y desde hace tres años, como hotel.
Una noche a bordo de esta particular suite sale por unos 350 euros para dos personas con desayuno incluido, un capricho de enamorados.

desconecting people, alojamientos singulares en el mundo

desconecting people, alojamientos singulares en el mundo

Ice Hotel

Lo más en alojamientos bajo cero

¡Quedarse frío está prohibido! En este hotel el calor lo pones tú y tus ganas de experimentar una sensación heladora, si no, un saco con piel de reno puede ayudarte.

Si te encanta la nieve, si no pones reparos a la hora de darte un baño en el mar en enero o si lo tuyo es ir en manga corta en pleno invierno, entonces, tu sitio es el Ice Hotel de Suecia.

Inaugurado en el año 1990, fue el primer hotel del mundo totalmente de hielo, allí todo se conserva a cinco grados bajo cero para dar consistencia a las instalaciones e incluso a las copas del bar Absolut, que son talladas en bloques de hielo. Estos bloques se extraen del cercano Río Torne que se congela todos los años y más de 40 artistas, diseñadores y arquitectos los utilizan para realizar la estructura.

Huéspedes llegados de todas las partes del mundo, vuelan hasta el cercano aeropuerto de Kiruna para experimentar la sensación de dormir entre bloques de hielo. Desde este mismo aeropuerto, el más septentrional de Suecia, también se está proyectando realizar vuelos espaciales turísticos. Otro tipo de alojamiento del que os hablaremos en un futuro.

Por el momento, la principal atracción de la zona es el Hotel de Hielo de la localidad de Jukkasjärvi, que año tras año abre de diciembre a abril. Allí es posible realizar todo tipo de deportes y actividades de invierno como safaris en motos de nieve, conducción de renos, trekking con raquetas de nieve y la conducción sobre hielo. Además ofrece el atractivo de estar situado a unos 200 km del Círculo Polar Ártico.

Se dice que es el hotel más ecológico del mundo porque, al llegar la primavera, todo se desvanece y el agua del deshielo vuelve al cercano río Torne. ¡Esto sí que es sostenibilidad!

desconecting people, alojamientos singulares en el mundo

desconecting people, alojamientos singulares en el mundo

Abali Gran Sultanato

Siéntete como un Sultán en el centro histórico de Palermo

Palermo es de por sí una ciudad llena de contrastes, su extraordinario patrimonio artístico y arquitectónico ha dejado una huella visible en sus calles y edificios. Para el viajero que le guste perderse entre siglos de historia, descubriendo rincones cargados de belleza, le aconsejamos hospedarse en un lugar que agudiza los sentidos, el hotel Abali Gran Sultanato.
Lo más curioso del lugar es que de vez en cuando se puede ver al Sultán, un anfitrión de lujo. El hotel está ambientado, no como los grandes palacios de los sultanes de la antigüedad, sino más bien como un moderno hospedaje de cuento con acogedoras, eclécticas y coloridas estancias que aportan vitalidad y energía.
Abali Gran Sultanato es un Bed & Breakfast de cinco estrellas, en el que tanto el desayuno como la habitación sorprenden por su originalidad. Cada habitación es única, las hay en tonos verde y morado, azul turquesa, rojo, con cama King size (2 x 2 m), o la suite del Sultán que tiene una cama con dosel y jacuzzi en la sala. Todas las habitaciones disponen de baño privado, aire acondicionado, televisión, conexión wi-fi y toallas de algodón suave, que garantizan un alto nivel de confort.
En el momento de efectuar la reserva es posible hacer pedidos especiales de alimentos para el desayuno, pedir que lo sirvan en la cama, elegir la consistencia de su almohada o reservar un masaje shiatsu relajante.
Situado en el centro histórico de Palermo, en la esquina de Via S. Agostino y Via Maqueda, facilita al viajero la visita a los lugares de interés, como el Palacio Real o La Catedral y pasear por el entramado de calles que se extienden alrededor.

desconecting people, alojamientos singulares en el mundo

desconecting people, alojamientos singulares en el mundo

Hostal Celica

Ser preso del arte

Antigua prisión transformada en albergue, casa de arte y ¡mucho más!

Pasar una noche a la sombra, eso es lo que se suele decir cuando alguien tiene que dormir en un calabozo. Sin embargo, por más extraño que resulte, hay gente que prefiere pasar la noche en una celda por voluntad propia y es que, algunas veces, las cosas no son como las pintan.
En la ciudad de Liubliana, capital de Eslovenia, encontramos un hostal muy peculiar, el Hostal Celica, en español “Celda”. Gracias al esfuerzo y persistencia del grupo cultural “Metelkova Network”, se pudieron convertir unas barracas en lo que son hoy en día, un alojamiento y centro cultural que aúna a artistas de diferentes disciplinas. Más de 80 artistas de todo el mundo han participado en su rehabilitación.
Abierto desde el 2003, el hostal cuenta con 20 habitaciones-celda completamente diferentes, cada una de ella tiene su propia historia, concepto y un autor o grupo de autores. Pero todas mantienen un nexo común: los barrotes originales en puertas y ventanas.
La vida cultural del hostal es muy animada. Cada martes por la noche hay un concierto seguido por una sesión de improvisación que da la bienvenida a los músicos internacionales. 
En la planta baja hay una galería de arte que acoge regularmente exposiciones internacionales. 
Además, el programa cultural incluye talleres, lecturas de poesía, debates y presentaciones sobre diversos temas de literatura, filosofía, música, historia, etc.
También tienen un servicio de cafetería y restaurante muy variado, WIFI gratuito, intercambio de libros, servicio de auto, lavandería, alquiler de coches, alquiler de bicicletas y reserva de excursiones.
Podemos decir que el hostal es una galería de arte, una atracción turística y un lugar de encuentro de eventos culturales que ha recibido muchos reconocimientos. Un sitio ideal para los más bohemios que busquen conocer gente variopinta, con inquietudes artísticas y culturales.

 

desconecting people, alojamientos singulares en el mundo

desconecting people, alojamientos singulares en el mundo

Hotel-museo Queen Mary

A bordo de un antiguo trasatlántico

Hay lugares que merecen la pena por la historia que llevan detrás, como el Queen Mary, que ha tenido una vida de película. De trasatlántico de lujo en el que viajaban ricos y herederos en busca de diversión y exotismo, a barco de carga en la Segunda Guerra Mundial, el Queen Mary sufrió los avatares de su época y ha quedado como testimonio de los grandes barcos del pasado.
Fondeado en el Puerto de Long Beach, California, parece estar esperando el momento en el que volver a zarpar y ser protagonista de grandes historias. Este gigante de estilo Art Decó, de momento es un hotel-museo que está abierto a visitantes y huéspedes. Con más de 300 camarotes, 17 salones de reuniones y 7 bares y restaurantes, es probablemente, el ‘hotel flotante’ estático más grande del mundo.
En el momento de su viaje inaugural en mayo de 1936, fue considerado el barco más grande del océano nunca construido. Y también uno de los más lujosos, sus instalaciones albergaban servicios de todo tipo como una piscina cubierta, un salón de belleza, una biblioteca, estancia para niños, una cancha de tenis al aire libre, un salón de baile, restaurantes, ascensores, una perrera, entre otros. El salón más grande fue el comedor de primera clase (Grand Salon), el cual abarcada tres pisos de altura. Las instalaciones de la piscina cubierta también abarcaban más de dos piso de altura.
Este año se cumplen 75 años desde su travesía inaugural, por lo que es una buena fecha para visitarlo para el que tenga pensado ir de viaje por la costa oeste estadounidense. Por allí pasaron miles de turistas de principios del siglo XX, soldados de la Primera Guerra Mundial y las estrellas de la época dorada de Hollywood.

desconecting people, alojamientos singulares en el mundo

desconecting people, alojamientos singulares en el mundo

Hotel Luna Salada

Siéntete como en otro planeta

Petrificado, así se queda uno al llegar al Salar de Uyuni y ver la vasta extensión del yacimiento de sal más grande del mundo. Son unos 12.000km2 de desierto, conocido como el desierto blanco, situado a 3.650 metros de altura sobre la Cordillera de los Andes, en el Altiplano boliviano.
Allí, a orillas del salar, se yergue el hotel Luna Salada, el hospedaje más salado que podamos encontrar, porque todo el hotel está hecho con bloques de sal, tanto en su estructura exterior como interior. Por dentro tanto el techo como el suelo son de sal, ¡incluso los muebles! Esta característica lo sitúa entre los hoteles más singulares del mundo.
Ubicado en un montículo, cuenta con un emplazamiento inmejorable desde el que ofrecer una amplia vista de todo el paisaje, un remanso de paz y absoluta tranquilidad. El viajero podrá contemplar desde su mirador el salar y visitarlo a pie, ya que está a solo 500 metros.
El interior del hotel se distingue por su sobria decoración, los únicos adornos que hay son de artesanía local, no necesita más, su sola estructura es lo suficientemente llamativa como para crear una atmósfera única. Cuenta con agua corriente y calefacción, ya que por las noches la temperatura puede llegar a bajar hasta los 10º bajo cero con fuertes vientos.
Es uno de esos lugares idóneos para los que buscan experiencias diferentes en sus vacaciones, solo llegar hasta el Altiplano de Bolivia ya es toda una aventura.

desconecting people, alojamientos singulares en el mundo

desconecting people, alojamientos singulares en el mundo

Hotel De Vroume van Stavoren

O cómo dormir en cubas de vino

Holanda es conocida por los tulipanes, los molinos y los quesos, por eso sorprende ver un hotel que permite dormir entre viñedos, más concretamente, dentro de enormes barriles de vino. Al norte de Holanda, en la localidad de Stavoren se encuentra el hotel “de Vrouwe van Stavoren”, en español, La Dama de Stavoren.
Situado en el antiguo puerto del pueblo se alza este singular alojamiento que cuenta, además de las habitaciones normales, con ocho cubas de vino que hacen las veces de habitaciones-dormitorio. Estas barricas llegadas de Suiza han sido convertidas en acogedoras habitaciones que todavía conservan un agradable aroma a vino afrutado. Dormir dentro del tonel garantiza un descanso reparador pues gracias a las paredes de nogal no llega ningún ruido del exterior.
El barril proporciona espacio para dos camas e incluso se puede poner una supletoria para niños; también tiene televisión, ducha y WC. Aparte hay un porche común que da una gran sensación de amplitud.
El eterno ir y venir de barcos de pescadores y modernos yates se puede contemplar desde la mayoría de las habitaciones del hotel. La estatua de la legendaria “dama de Stavoren” se yergue atenta a todos ellos. El pueblo ha preservado intacto el ambiente del pasado en la vida moderna.
Stavoren disfruta de una posición estratégica a orillas del lago IJsselmeer, en el que se pueden practicar deportes náuticos, a muy corta distancia de los bosques de Gaasterland, cuya excelente red de vías para bicicletas permite explorar los bellos alrededores. Un destino idóneo para el verano, a salvo de altas temperaturas.

 
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diecinueve − 1 =