Cuando ya creíamos estar más que acostumbrados a los restaurantes italianos, llega Flavia y nos tira los esquemas. Y es que al cruzar su puerta ya caes en al cuenta del buen gusto que manda allí. Bueno en la decoración, que trasciende del folclore de los clásicos ristorantes – aunque tiene alma de trattoria, las cosas como son -, y en los platos que, para tu desgracia, confirman que otros que dicen ser italianos no lo son tanto al lado de su genuina cocina en cuyos mandos se encuentra Hugo Berton, italiano de pura cepa. Para poner la guinda en ese “ir más allá”, resulta que además es un cocktail bar (y de lo más recomendable). Su ubicación, en una pequeña calle tras la Biblioteca Nacional, le permite estar en el meollo de Madrid, en una de sus zonas más cool, pero sin sufrir el continuo trajín de la capital. Así que resulta ser un sitio perfecto para quedar con amigos, y quedar bien.

El restaurante tiene dos zonas diferenciadas, ambas tocadas por la mano maestra de la interiorista Elena Kardhs, que ha sabido conjugar vanguardia y calidez en un ambiente único que acoge desde paredes artesonadas en madera y vigas del techo vistas, a suelos hidráulicos, lámparas industriales y ladrillo visto, y todo en perfecta armonía. Cada zona se encuentra a una altura: la baja, acogedora y agradable, perfecta para comer tranquilamente; y la alta, más dinámica y perfecta para las noches que acaban con cócteles y dj.

flavia-restaurante-looc

¿Qué comer y beber?

Nada más llegar, tendrás sobre el mantel unas lonchas de mortadela de Bologna con pistacho y varios tipos de pan, muestra de la buena materia prima que aquí se maneja. La Burrata -de las mejores de Madrid- aquí está deliciosa porque llega cada semana en camión refrigerado de Turín -de donde es el cocinero Hugo Bertón- y se sirve con aceite de trufa negra, tomate seco siciliano y pan de cristal. Imprescindible el Vittelo Tonatto -finas lonchas de ternera blanca- con la espectacular salsa de atún y alcaparras.

Las pizzas están elaboradas con diez tipos de harinas diferentes que un pizzaiolo amasa con maestría y luego cocina en horno de leña. Muy aconsejable la pasta fresca, aunque advertimos que te perderás entre sus 20 salsas caseras elaboradas a diario. Siguiendo con eta tónica no podemos olvidar la  Lasagna de ragú con salsa boloñesa tradicional, a base de carne picada con zanahoria, cebolla y apio, dice ser su especialidad. En cuanto a los postres, os recomendamos la pannacota o un tiramisú en copa. 

Antes, durante o después de tu festín, puedes disfrutar de su coctelería en barra, donde no faltan ni el Bellini ni el Negroni, por si quieres saborear Italia de inicio a fin.

Al inicio de este apartado hablábamos de materia prima, y es que Flavia puede alardear de tener siempre productos frecos, naturales y ecológicos y de elaborar absolutamente todo con las técnicas tradicionales italianas y las ideas de Hugo. Además, ofrece una carta especial para celíacos, importada igualmente desde Italia. 

Horario

Abierto todos los días de 13.00 a 16.00 y de 20.00 a 24.00.

Sentencia Looc

Probarás los auténticos sabores de la Italia del norte, de la zona del Piamonte. Así que si no has viajado, o si la hechas de menos, aquí puedes hincarle el diente al país de la bota. Te aseguras buena gastronomía hecha con buenos productos y una oportunidad de disfrutar en mesa y en barra, dependiendo de tu plan, de los aires de Italia en pleno barrio de Salamanca.

Guía de los 100 mejores restaurantes de Madrid, realizada por Looc.es

Además de Looc mira lo que hacemos en  LABdays , Madridbloggers y El Taller Nuevo

Síguenos en todas nuestras RRSS

Instagram: @looc.es                  Facebook: @loocmagazine                 Twitter: @loocmag

Esperamos os gusten nuestra selección de los 100 Mejores Restaurantes de Madrid, cada mes iremos conociendo diferentes  sitios y las nuevas aperturas. ¡Estad atentos!

Os recordamos nuestro email para todo tipo de sugerencias redaccion@looc.es