Angelo Marino es italiano, está enamorado de su gastronomía y es un gran fan de la banda de rock italiana de los 70 Premiata Forneria Marconi. Así que, cuando decidió abrir un restaurante, con Chema Alonso y Rafa Vega, decidió rendir tributo a esa banda que le había hecho vibrar y le puso Premiata Fornería Ballaró. Hoy es uno de los restaurantes italo-españoles más queridos de la capital, y en parte tiene la culpa su horno de leña, pilar de toda su cocina.

Por dentro, no tiene ese aspecto de italiano al uso. Se trata de un espacio contemporáneo, donde el contraste de tonos blancos y rojos se mezcla con los juegos de espejos y cristales que dan sensación de amplitud y con los muebles de madera que le aportan calidez. Tiene dos plantas, la inferior alberga una gran barra de madera que da la bienvenida a los comensales  en un espacio para compartir y comer distendidamente; la superior tiene un comedor con capacidad para 55 personas. Nada ostentoso pues, a pesar de de la contemporaneidad de su aspecto, no deja de ser un restaurante italiano donde se busca el trato cercano y la satisfacción del cliente.

¿Qué comer y beber?

El protagonista es el horno de leña, donde se elaboran la mayoría de las propuestas de la carta. Y si eres un poco ducho en la cocina italiana, sabrás el sabor que da este cocinado a los platos. Como consecuencia, la pizza es la reina. Elaborada de inicio a fin a mano, con masa madre de las mejores harinas italianas, reposadas en una larga fermentación y después horneadas con ese toque que le da la madera de encina. La de tuétano, boletus y azafrán; la de calabaza, próvola ahumada y panceta; la de gorgonzola, mascarpone, speck ahumado y mozzarella Fior di Latte, o la de porchetta, lechón de Segovia, espárragos, tomate seco y aceituna negra son solo algunas de las más sorprendentes. Aunque también hay opciones clásicas.

La pasta también se elabora cada día en el obrador de forma artesanal. Destacan los Linguini alla carbonara de cerdo negro de Sicilia con trufa; los que llevan pez aguja, cebolla, hinojo, piñones y azafrán; los Tagliatelle con codorniz y trufa, los Panzerotti de pato y foie, los Raviolis de centollo, las lasagnas…

Por supuesto cuenta con una carta de antipasti, donde se encuentran unas llmativas croquetas de sobrada picante, queso fresco y patata y una versión de nuestra presa de ibérico tonnata.

La carta de vinos refleja la pasión de Marino en este campo con una selección de vinos españoles, franceses e italianos. Tienen un novedoso sistema de 20 grifos que permite tomar muchas de las referencias de la carta de vinos por copas o por garrafas de 250 cl. y 500 cl. a la temperatura idónea. Además, también disponen de Prosseco y Limoncello, el licor típico italiano, a granel.

Horario

Todos los días de 12.00 a 2.00. La cocina está abierta hasta las 00.00.

Sentencia Looc

Es un espacio ideal para disfrutar durante todo el día, gracias a su Open Kitchen, de platos italianos que se salen de la norma (véase la pizza con cochinillo mencionada anteriormente).

Guía de los 100 mejores restaurantes de Madrid, realizada por Looc.es

Además de Looc mira lo que hacemos en  LABdays , Madridbloggers y El Taller Nuevo

Síguenos en todas nuestras RRSS

Instagram: @looc.es                  Facebook: @loocmagazine                 Twitter: @loocmag

Esperamos os gusten nuestra selección de los 100 Mejores Restaurantes de Madrid, cada mes iremos conociendo diferentes  sitios y las nuevas aperturas. ¡Estad atentos!

Os recordamos nuestro email para todo tipo de sugerencias redaccion@looc.es