Hemos visto mucha fusión, muchísima, pero a Peyote San hay que concederle el beneficio de la originalidad. ¿Mexicano y japonés? Sí, es posible, y con gracia. Fusionar dos partes del mundo tan distintas en costumbres, cultura y gastronomía no fue nada fácil, lo canalla frente a lo ceremonial. Por eso pusieron al mando a dos cocineros expertos cada uno en una tierra:  Hugo Muñoz, amante de la cocina nipona, y Roberto Velázquez, mexicano de nacimiento y profeta de sus cocinas. Juntos encontraron puntos de encuentro entre las cocinas de ambos países: los picantes, el respeto a la técnica y el disfrute (en uno más canalla y en otro más ceremonial) son comunes.

Solo un momento antes de contarte qué comer. Y es que la decoración merece una atención muy especial porque uno se queda embobado. Murales coloristas, delicadas fotografías de mujeres japonesas, plantas, maderas delicadas frente a estructuras metálicas más de calle y sillas tapizadas a todo print. Japón y México comienzan a mezclarse en la sala, la barra y la terraza abierta todo el año, con una armonía que anuncia lo que vas a ver en carta.

peyote

¿Qué comer y beber?

La carta se puede dividir en tres partes: una puramente mexicana  –con tacos y aguachiles–, otra puramente nipona –con nigiris y sashimis–, y la tercera y más interesante, la de la fusión. De entrante, bocados que permiten probar un poco de todo como los Mexillones con una salsa de tabasco casero de yuzu, muy sabrosos y con un producto hermoso;  las Ostras Guillardeau con ponzu y pico de gallo  o con clamato y goa, y que nadie se extrañe, es el momento de probarlas si aún no lo has hecho, pues este aliño les quita toda esa mucosidad que echa a algunos para atrás. Los Takoyaki, unos buñuelos de pulpo cremoso y las Tortillitas souflé rellenas de crema de frijol y cochinita pibil también son más que recomendables.

Continuamos con los carnívoros. Tienen un Costillar de res con salsa teriyaki y yuca frita que se deshace en la boca y crea un contraste perfecto con la melosidad de la carne y el crujiente de la yuca. Los lobos de mar tienen que pedir el Black Cod, es el llamado ‘falso bacalao’ que aquí cocinan envuelto en una hoja con una emulsión de jengibre y jalapeños; y el Ikezukuri, pescado del día en en sashimi con una salsa japo-mex a base de sésamo, sabores mexicanos y soja. 

De postre, la Lichidonia (macedonia de lichis) será un final fresco a una comida más o menos copiosa. Pero si queda hueco, pide el pastel Tres Leches con merengue, para quien no lo sepa, es un bizcocho empapado en leche condensada, leche evaporada y leche habitual. El que avisa no es traidor.

No olvides la coctelería. A los mandos está el bartender Carlos Moreno que ha creado una carta de autor con la misma fusión japo-mex hecha para disfrutar en cualquier momento, incluso durante la comida, él mismo te hará el maridaje. Recomendaríamos muchos, pero el Tequila Volcán y la Horchata de Sake satisfacen un afterwork y un aperitivo y la Tarta Peyote Líquida es el final feliz para quien no quiera postre.

Horario

De lunes a viernes de 9.00 a 2.30, sábado y domingo de 11.00 a 2.30.

Sentencia Looc

Sacúdete del cuerpo lo que sabes de la fusión y lánzate a ciegas porque te va a sorprender. La fusión se ha hecho con acierto. Tiene una carta tan extensa como versátil así que puedes comer y salir satisfecho por precios muy diferentes. Y es que está ideado para que te pegues un homenaje o para que comas en un descanso del trabajo. Recomendamos que vayas cuando no tengas nada que hacer, pues corres el riesgo de alargar la comida y la sobremesa. Y reserva, sobre todo por la noche es difícil encontrar hueco sin reserva.

Guía de los 100 mejores restaurantes de Madrid, realizada por Looc.es

Además de Looc mira lo que hacemos en  LABdays , Madridbloggers y El Taller Nuevo

Síguenos en todas nuestras RRSS

Instagram: @looc.es                  Facebook: @loocmagazine                 Twitter: @loocmag

Esperamos os gusten nuestra selección de los 100 Mejores Restaurantes de Madrid, cada mes iremos conociendo diferentes  sitios y las nuevas aperturas. ¡Estad atentos!

Os recordamos nuestro email para todo tipo de sugerencias redaccion@looc.es