En Milán también cabe la extravagancia

La elegancia no está reñida en absoluto con la utilización de prendas más casual, ¿o sí? La Semana de la Moda masculina de Milán ha destacado por la sobriedad y el refinamiento. Sin embargo, algunos diseñadores han querido salirse de esta línea para dotar a sus colecciones de cierto aire fresco con puntuales inyecciones vanguardistas. Entre ellos Dsquared2, que dibuja a un hombre con una silueta muy marcada y que combina con gran acierto tejidos y estampados clásicos. La firma italiana le quita sobriedad al traje de chaqueta con corbata colocándole prendas vaqueras o jugando con los estampados y colores y añadiéndole la pajarita como complemento.

Por su parte, la británica Vivienne Westwood, siempre del lado de la vanguardia, apuesta por prendas de aspecto metálico y plástico, con cortes rectos y geométricos que, mezclados con distintos colores (algunos también ácidos pero con cierto aspecto sucio), aportan un toque muy urbano a su colección.

Versace también ha querido escapar de la vertiente más sobria de esta Semana de la Moda masculina de Milán con una línea de ropa interior para hombre de encaje en blanco y negro.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

12 − 4 =