Hoteles para vivir las fiestas españolas de Interés Turístico Internacional

España es un país muy rico en cultura, y eso es algo que la UNESCO ha sabido apreciar en los últimos años concediendo el título de Fiesta declarada de Interés Turístico Internacional a muchas de nuestras fiestas populares. A las celebraciones consagradas como el Misterio de Elche, los Sanfermines o el Descenso del Sella, que obtuvieron este premio en 1980, se han sumado recientemente otras fiestas más pequeñas, como la Feria de Albacete, en 2008, o la Rapa das Bestas, en 2007.

Cada año, más y más viajeros se animan a conocer estas tradiciones. Para ellos, los siguientes hoteles son la mejor opción, pues se encuentran muy cerca de los lugares de celebración de estas fiestas.

Hotel Hospes Amerigo, Alicante. Hogueras de San Juan, 24 de junio.

Hotel Hospes Amerigo, Alicante

Hotel Hospes Amerigo, Alicante

 

Las mascletás y los desfiles con música de tamboril ponen color y ritmo a la celebración de las Hogueras de San Juan, en Alicante. La fiesta se prolonga durante varios días hasta la Cremà, la quema de estos monumentos de cartón-piedra para celebrar la noche más corta del año. El hotel Hospes Amerigo se sitúa en pleno centro de la capital, lo que hace que los huéspedes puedan disfrutar de la fiesta al máximo, así como contemplar los fuegos artificiales durante la noche desde la azotea. Antiguamente fue un convento de Dominicos, y hoy día combina el diseño más vanguardista con la sobriedad y monumentalidad del edificio.

Torre do Rio, Caldas de Reis. Rapa das Bestas, 6 al 9 de julio.

Torre do Rio, Caldas de Reis

Torre do Rio, Caldas de Reis

 

Cada año la Rapa das Bestas reúne a más y más turistas que acuden a ver cómo los aloitadores dominan a los caballos salvajes para cortarles las crines y marcarlos antes de volver a soltarles en libertad. Torre do Rio es una casa rural situada en la localidad termal de Caldas de Reis, a unos kilómetros de Sabucedo, por lo que es perfecta tanto para disfrutar de la fiesta como para conocer los encantos de la región. La decoración de las habitaciones transportará a los huéspedes a principios del siglo XX, y el río Umía y el bosque gallego que rodean la finca, harán que se sientan parte de la naturaleza, en un lugar mágico declarado de Interés Paisajístico.

Exe Puerta del Camino, Pamplona. Sanfermines, 6 al 14 de julio.

Exe Puerta del Camino, Pamplona

Exe Puerta del Camino, Pamplona

 

Miles de viajeros de todos los rincones del mundo llegan cada mes de julio a Pamplona para celebrar los Sanfermines, una de las celebraciones de nuestro país más conocidas a nivel internacional. Para los viajeros que quieran vivir la fiesta desde el comienzo, el Hotel Exe Puerta del Camino es la mejor opción, pues se sitúa muy cerca de la plaza del Ayuntamiento, donde el día 6 de julio se celebra el tradicional Txupinazo. Reconvertido en hotel en 2009, en el pasado fue un convento, y en el lugar donde se encontraba la capilla ahora se sitúa el restaurante, donde disfrutar de una cocina de alta calidad en un espacio en el que se unen lo antiguo y lo moderno.

Parador Hostal dos Reis Católicos, Santiago de Compostela. Santiago Apóstol, 25 de julio.

Parador Hostal dos Reis Católicos, Santiago de Compostela

Parador Hostal dos Reis Católicos, Santiago de Compostela

 

Cada 25 de julio la capital gallega celebra su día grande en honor del Apóstol Santiago, hecho que muchos peregrinos aprovechan para hacer coincidir el final del Camino de Santiago con ese día, y así ser parte de la festividad. Los fuegos artificiales y los espectáculos de luz iluminan la plaza del Obradoiro, en un ambiente completamente festivo. Desde el Parador Hostal dos Reis Católicos los huéspedes pueden disfrutar de las mejores vistas de esta celebración, al encontrarse en la misma plaza. Considerado el hotel más antiguo del mundo, alojarse en él significa volver al pasado gracias a su decoración, sus rincones llenos de historia y sus obras de gran valor, que datan de siglos pasados.

Hotel La Piconera, Ribadesella. Descenso del Sella, 4 de agosto.

Hotel La Piconera, Ribadesella

Hotel La Piconera, Ribadesella

 

El descenso del río Sella, que comenzó en 1929 como una excursión, se ha convertido en una de las competiciones de piragüismo más importantes del mundo. En el concejo de Ribadesella, ciudad de llegada de la carrera, se encuentra el Hotel La Piconera. Se trata de un hotel de diseño en el que prima el confort, rodeado por un entorno rural envidiable, en plena naturaleza y a pocos kilómetros del Parque Nacional de los Picos de Europa o los Lagos de Covadonga. Sus huéspedes pueden seguir de cerca la cita, bien acercándose a Ribadesella o montando en el Tren Fluvial, cuyo trayecto sigue el recorrido de los piragüistas.

Abba Palacio de Arizón, Sanlúcar de Barrameda. Carreras de caballos, 12, 13, 14, 27, 28 y 29 de agosto.

Abba Palacio de Arizón, Sanlúcar de Barrameda

Abba Palacio de Arizón, Sanlúcar de Barrameda

 

En las extensas playas de Sanlúcar de Barrameda tienen lugar cada mes de agosto las tradicionales carreras de caballos, una competición que se remonta a mediados del siglo XIX y que, gracias a su espectacularidad, ha conseguido ser reconocido como uno de los grandes eventos del verano en Andalucía. El Abba Palacio de Arizón se sitúa a unos metros de las playas, siendo muy fácil para sus huéspedes acudir al evento. El hotel, que en su día fue un palacio, conserva toques andaluces de la época, como su patio, y durante los días de las carreras invita a los huéspedes a degustar manzanilla, típica bebida de la región.

Hotel Huerto del Cura, Elche. Misterio de Elche, 14 y 15 de agosto.

Hotel Huerto del Cura, Elche

Hotel Huerto del Cura, Elche

 

La representación de la Dormición, Asunción y Coronación de la Virgen María en la Basílica de Santa María, en Elche, conocida como el Misteri, congrega cada año a muchos ilicitanos y turistas que contemplan con emoción este drama religioso. A 10 minutos de este lugar, se encuentra el Hotel Huerto del Cura, ideal para disfrutar de estos días de fiesta. Situado frente al jardín que lleva el mismo nombre, los huéspedes pueden visitar fácilmente las atracciones turísticas de la ciudad y vivir el ambiente festivo que se respira en sus calles. De vuelta al hotel, podrán refrescarse en su piscina,  rodeada de palmeras, o disfrutar de un cóctel en su terraza chill-out.

Masía el Ferrajón, Chiva. La Tomatina de Buñol, 29 de agosto.

Masía el Ferrajón, Chiva

Masía el Ferrajón, Chiva

 

La Tomatina, una lucha en la que los participantes se arrojan tomates los unos a los otros durante una hora, no para de sumar adeptos año tras año. A los viajeros que desean participar en esta fiesta les será difícil encontrar alojamiento en la misma localidad, por lo que la Masía el Ferrajón, entre Buñol y Chiva, es un enclave perfecto. Respetuosos con el medio ambiente, la masía se divide entre la casa principal y las habitaciones bioclimáticas, cuyo tejado está recubierto de césped para mantener la temperatura y ahorrar energía. Una finca de naranjos rodea sus jardines y dota al entorno de una gran tranquilidad para poder descansar después de vivir la batalla de los tomates.

Gran Hotel Albacete. Feria de Albacete, 7 al 17 de septiembre.

Gran Hotel Albacete

Gran Hotel Albacete

En un recinto construido en 1783, conocido como la sartén, las demostraciones de productos conviven con la fiesta, los conciertos, las atracciones y el buen ambiente de los que pueden disfrutar todos los asistentes a la feria de Albacete, la más importante de nuestro país. Con vistas a la plaza del Altozano, el Gran Hotel permite disfrutar plenamente de la feria, puesto que se sitúa muy cerca de la misma, pero lo suficientemente alejado de ella para no escuchar el ruido y descansar. El Wi-Fi gratuito y la carta de almohadas son algunos de los detalles que los huéspedes disfrutarán en este hotel, uno de los edificios más significativos de la ciudad.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cuatro − 1 =