La Casa de Alba destapa sus tesoros

Carlos Fitz-James Stuart, Cayetano Martínez de Irujo, Genoveva Casanova, Esperanza Aguirre, Ana Botella… Todos han querido ser testigos de la presentación de “El Legado Casa de Alba. Mecenazgo al servicio del arte”.Todos, excepto la verdadera protagonista, la propia Cayetana de Alba. Una ausencia que no ha empañado el acto, organizado por la Fundación Casa de Alba y el Ayuntamiento de Madrid, con la colaboración de la Comunidad de Madrid. La muestra arrancará el próximo 1 de diciembre y culminará el 31 de marzo de 2013. Será en el complejo cultural CentroCentro, en el Palacio de Cibeles. La exposición reúne cerca de 150 obras –la mayoría procedentes del Palacio de Liria- entre pinturas, esculturas, documentos históricos y manuscritos, piezas arqueológicas, joyas, mobiliario y trajes.

[looc_gallery size=”galeria-vertical”]

Se trata de la primera vez que se exhibe una selección tan amplia de la colección de la Fundación Casa de Alba y se han incluido obras nunca antes mostradas al gran público. “El Legado Casa de Alba” abarca pinturas tan emblemáticas como La duquesa de Alba de blanco, pintada por Francisco de Goya en 1795, y obras maestras de Tiziano, Murillo, Ingres, Renoir, Rubens, Ribera, Zurbarán y Zuloaga, entre otros.

“El Legado Casa de Alba” será la primera exposición que cuente con la tabla de Fra Angelico, La Virgen de la granada, obra maestra de este pintor y la mejor conservada, según la valoración de Philippe Montebello, director del museo Metropolitan de Nueva York. Este centro solicitó hace cuatro años su inclusión en una muestra centrada exclusivamente en el pintor cuatrocentista italiano. Por tratarse de una tabla, los especialistas desaconsejaron su traslado, de forma que los visitantes de la muestra neoyorquina no pudieron disfrutar de la obra que se expone al público ahora en Madrid.

La exposición responde al objetivo de la Fundación Casa de Alba de acercar su colección al conjunto de la sociedad. En este sentido, la exhibición supone una demostración del importante trabajo de mantenimiento y restauración llevado a cabo por la Fundación, que ha significado una inversión de más de 2 millones de euros en la última década.

“Nuestra intención es compartir las obras y piezas que componen la colección de la Fundación Casa de Alba con un público cada vez más entendido y más interesado por la cultura y la historia. Esta muestra nos permite dar a conocer diferentes obras y documentos que han sobrevivido a los avatares de la historia y que conforman el mayor tesoro del legado de nuestra familia. También es una extraordinaria oportunidad para que se conozca la constante y silente labor de mantenimiento y conservación de la Casa de Alba desde hace siglos”, ha señalado el duque de Huéscar, Carlos Fitz-James Stuart.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dos + dieciocho =