Las escenas de sexo más ‘hot’ del cine

El beso entre May Irvin y John Rice en ‘The kiss’ (1896) supuso toda una revolución en la época. 18 segundos de boca a boca que, por suerte, nada tienen que ver con lo que ahora nos ofrece la gran pantalla. La estrecha relación que mantiene el cine con el erotismo ha sido objeto de estudio académico, sobre todo por parte de feministas. ‘Nymphomaniac’, de Lars Von Trier, es la última cinta en unirse a la gran lista de títulos en los que la línea que separa las escenas de sexo de la pornografía es muy fina e incluso difusa. Teorías aparte, el erotismo en pantalla nos sigue emocionando, inspirando y refleja nuestras más íntimas fantasías. Aquí os dejamos con las películas que más han hecho subir las temperaturas en los cines. Hay más, pero con cinco, de momento, es suficiente. • Por Benjamin Martínez.

El cartero siempre llama dos veces, Bob Rafelson

Captura de pantalla 2014-01-12 a las 16.30.26

Pincha AQUÍ para ver la escena.

“Tienes que decidir cómo es tu sexualidad en cada escena, porque todo en la vida tiene que ver con el sexo”, llegó a declarar Jack Nicholson tras rodar esta escena. Se trata del remake dirigido por Bob Rafelson en 1981 con un guión de David Mamet. Jack Nicholson y Jessica Lange mantienen un salvaje encuentro sexual sobre una enharinada mesa de cocina. Sólo se ve muslo, escote y liguero, pero la escena es tan buena que incluso se ha llegado a pensar que el sexo entre ambos fue real.

A favor: para los amantes del sexo sucio, ¿qué mejor que una mesa enharinada? Pasa de lo más puramente físico a lo más pasional y eso nos encanta.

En contra: si quieres imitar a Jack y a Jessica en la cocina, asegúrate de eliminar objetos punzantes. La cosa puede acabar muy mal.

Match Point, Woody Allen

Lluvia, un campo de trigo, Scarlett Johansson, Jonathan Rhys-Meyers y Woody Allen tras la cámara. Este es uno de los dramas del director americano más queridos por público y crítica. Un beso da la señal de salida de un momento que ninguno de los dos puede parar. La escena ofrece una gran carga erótica y un final totalmente inesperado. “No podemos hacer esto”, dice ella con un tono poco convincente.

match point

Pincha AQUÍ para ver la escena.

A favor: los escalofríos de hacer el amor en plena naturaleza y la sensación de parecerte durante unos instantes a Scarlett…

En contra: riesgo de gripe, neumonía, ramitas incómodas y el maquillaje que se corre…

Expiación, Joe Wright

Captura de pantalla 2014-01-12 a las 16.38.26

Pincha AQUÍ para ver la escena.

Será porque nos encantan los libros. Keira Knightley protagoniza esta cinta ambientada en la primera mitad del siglo XX, dirigida por Joe Wright. James McAvoy y la actriz mantienen un intensísimo encuentro en la biblioteca con un clímax frustrado. El momento en el que ambos frenan la marcha y en plena escena se dicen ‘te quiero’ nos parece tan romántico… El plano siguiente es de una potencia innegable.

A favor: mantener relaciones en una biblioteca debe ser muy excitante. Vestidos de gala también. Sobre todo, si lo haces con amor, como los protagonistas.

En contra: el chico debe tener la piernas muy fuertes para mantener el ritmo o ella tener peso pluma. Obviamente, que te interrumpan como ocurre en el filme debe ser muy frustrante.

La vie d’Adèle, Abdellatif Kechiche

la vie d'adèle

Un canto a la liberación sexual. Esta escena supone el primer encuentro sexual entre Emma y Adèle y funciona como clímax y al mismo tiempo como bisagra. El factor orgasmo no solo se refiere a las protagonistas sino que se ciñe también al tempo del film. La cámara es explícita, el recorrido por las pieles es constante sin renunciar a mostrar el rostro gozoso de Adèle. Sudor, placer, intensidad, sentimientos a flor de piel… Ha recibido numerosas críticas por lo explícito de las imágenes y por la duración de las escenas con contenido sexual. Sin embargo, tras el desnudo, el contacto y la pasión hay mucho más, hay amor.

A favor: es un canto al amor y a la libertad sexual. Por fin alguien se atreve a retratar el sexo sin convencionalismos.

En contra: falta de innovación técnica, que no en argumento.

Átame, Pedro Almodóvar

átame

Pincha AQUÍ para ver la escena

No podíamos cerrar la lista sin reseñar una película made in Spain, una de las industrias cinematográficas más liberales, con Bigas Luna o Vicente Aranda como abanderados y erotómanos confesos. Antonio Banderas, un hombre trastornado, obsesionado con una estrella del cine porno  y de películas de terror –Victoria Abril–, la rapta para enamorarla y vivir su historia de amor. Todo muy real, como siempre ocurre en las películas del director manchego. Corre el rumor que no fue una escena más, sino que el malagueño se dejó llevar por la pasión durante el rodaje y traspasó la frontera entre cine y realidad. Claro, Victoria Abril se dejó llevar. Ella ante todo es muy profesional.

A favor: la cama sigue siendo uno de los lugares más cómodos para practicar sexo. De los espejos del techo ni hablar…

En contra: hacer el amor herido de pies a cabeza no debe ser muy cómodo, a no ser que te vaya lo duro. El peinado de Victoria Abril merece un no rotundo durante toda la película. Prohibido copiarlo.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

5 + Trece =