Lugares para cenar a todo color

Cinco son las propuestas que os hacemos para cenar estas próximas navidades o bien en los tantísimos días previos en que no paramos de reunirnos y disfrutar de la buena comida, ya sea italiana y casera como la de Fellina, vasca y tradicional como la de Barrenola, de mercado y autor como la de Candeli o healthy y en ocasiones exótica como la Bendita Locura Coffee & Dreams.  Ah! y para quiénes se vuelvan locos por las hamburguesas de mil sabores y texturas, tenemos a Timesburg con, o sin patatas de por medio.

Candeli

Los hermanos Rivera están detrás del éxito de Candeli, el restaurante más de moda en la calle Ponzano, con una interesante carta de vinos y platos de primerísima calidad. El local cuenta con tres espacios que nada tienen que ver: una entrada con mesas altas y zona de tapeo, un comedor de mesas bajas y ambiente distendido, y por último, una sala más intima y confortable para alargar la cena durante horas. Ahora que llega la Navidad y con ella las reuniones con amigos y las cenas de empresa, Candeli se presenta como la opción perfecta en Chamberí, con un parking a 50 metros donde dejar el coche. Uno de sus puntos fuertes, si hablamos propiamente de la cocina, es su parrilla al carbón a la vista de todos y esa manera de preparar los huevos, ya sean fritos con trufa negra, en sinfonía de setas o con chanquetes y sal de caviar. Imposible resistirse y no mojar pan. Entre las recomendaciones para los más carnívoros, las chuletitas de lechal a la brasa o el lomo de buey al peso, sin desmerecer al solomillo de ternera o en daditos salteados a los ajos dorados o en steak tartar. Si pasamos a los pescados, no dejéis de pedir su rape de tripa negra braseado o el cogote de merluza, ambos con una bilbaína impresionante. Tampoco os vayáis sin probar las alcachofas sobre cama de rabo de toro, uno de sus platos estrella, junto a los carabineros a la brasa. Dónde: Ponzano, 47 www.restaurantecandeli.com

 

Candeli

Bendita Locura Coffee & Dreams

Este gastrobar situado en pleno Barrio de Salamanca, es uno de los locales más frecuentados durante el día y la tarde, pero pocos saben que su plato fuerte está en las cenas, además de su conocido brunch, que acostumbran a preparar más ligeras si bien en su carta puedes elegir otras opciones a cuál más increíble. Si te atraen los sabores orientales, pídete un tabulé con queso feta, tomate cherry, cebolla, pepino, aceitunas y salsa de yogur y menta, fácil de digerir al estar acompañado de vegetales y yogur, que no aporta demasiadas calorías y es muy saciante. O bien el salmón marinado en cítricos, el tajine de cuscús o una ensalada de quinoa, espinacas, pollo asado, naranja, tomate cilantro y vinagreta de lima, deliciosa y refrescante también por la noche. Algo más “fuerte” pero santo y seña de Bendita Locura Coffee & Dreams, es el pan cook, un bollo de pan que se vacía para servir de recipiente a los más variados preparados, desde sopas hasta guisos y cremas, en este caso relleno de ternera Strogonoff. Para cerrar la velada, numerosas infusiones, cafés o su helado de violetas, todo ello para degustar también en terraza, puesto que el tiempo acompaña, o en cualquiera de sus dos plantas. Dónde: Príncipe de Vergara, 73. www.benditalocuracoffee.com 

Bendita Locura Coffee & Dreams 1

Fellina

A quién no le gusta la cocina italiana al margen de pastas, arroces y otros platos típicos de la gastronomía transalpina. Fellina es con apenas tres meses, el lugar de referencia para los enamorados de Italia y su cucina della nonna, que tanto conocemos por el cine y la literatura. En Navidad, su propuesta acoge cuatro menús para grupos en formato cóctel o almuerzo/cena, con entradas irresistibles como sus berenjenas a la parmesana, el provolone dulce a la plancha o la burrata con tomate confitado y mermelada de cebolla roja, entre otros. Para quiénes gusten de cenar rico y contundente, las albóndigas caseras de ternera con puré de patatas no pueden faltar, como tampoco el pollo alla pizzaiola con mozzarella fundida y tomate o el saltimbocca (escalopines) de mortadella e salvia. Para terminar, postres artesanales y buen vino. De los primeros, no probarás nada mejor que su torta della nonna, una tarta de arroz típica de Cerdeña que se hace acompañar con helado de dulce de leche, o el fogottino alla nutella, exquisito saco de masa de pizza relleno de nutella caliente. Dónde: Caracas, 21 www.fellinamadrid.com

Fellina 2

Timesburg

La estrella de su carta es indudablemente la hamburguesa, pero siempre con opciones diferentes, incluso para veganos y vegetarianos, de modo que el cliente encuentre aquella que mejor se adecue a sus preferencias, además es un local perfecto para ir con niños. En Timesburg es posible elegir alguna de sus 16 propuestas -más la especial del mes- o bien “elaborar” una por nosotros mismos, escogiendo desde el tipo de pan artesano, marcado a fuego con el sello de la marca, entre mollete, multicereal, semillas de amapola o sin pan; pasando por la carne -100% vacuno, wagyu, ecológica o vegetariana- hasta los extras como bacon, diferentes tipos de queso, pepinillos o salsas, por lo que es prácticamente imposible no dar con la combinación perfecta. Para acompañar, las patatas fritas de la abuelita Maria Antonia, cortadas a mano, con piel y fritas en aceite de oliva. O bien, alguna de las ensaladas y para los más golosos, un riquísimo tiramisú o la panna cotta de nutella. Nuestra recomendación para una cena en Timesburg: la hamburguesa Osaka con alga wakame, mahonesa japonesa y salsa teriyaki, la Kobe con deliciosa carne de wagyu (insuperable), la Sa Balear con sobrasada mallorquina, queso de Mahón y alcaparras o la D.F, con chile chipotle, queso cheddar, nachos rotos y jalapeños. Dónde: Francisco Silvela, 91 www.timesburg.com

Timesburg 2

Barrenola

La localidad madrileña de Moralzarzal cuenta desde hace dos meses con el que sin duda será uno de los referentes de la gastronomía vasca en la CAM: Barrenola, platos de baserri para amantes de la cocina tradicional y con alma. En plena sierra, además de pintxos en su bistrobar encontrarás clásicos de siempre como la tortilla de patatas o unas buenas bravas, junto a croquetas cremosas de jamón ibérico o de txangurro y un delicioso foie gras de pato vuelta y vuelta. Típicamente vascos son la brandada en tosta gratinada, los txipirones en su tinta o la chuletaka con pimientos, para degustar en su restaurante con vistas a la Bola del Mundo, que podemos acompañar con exquisiteces como unos espárragos blancos con all-i-oli de trufas y queso Idiazábal, el ragoût de setas de temporada con foie gras, demi-glace y yema de huevo o unas verduras laminadas en ensalada de brotes verdes variados. Otros platos que recomendamos: la merluza en salsa verde, berberechos y verduras, el tako de atún braseado con pack choi, los callos a la vizcaína con pata y morro, la chuleta braseada con pimientos del piquillo confitados o la pierna de cabrito al vacío. Dónde: Lago Ontario, 24 (Moralzarzal) www.restaurantebarrenola.com 

Barrenola

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

8 + 20 =