Picasso llena su museo de cerámicas

41 piezas de cerámica, propiedad de Jacqueline, segunda mujer del pintor Pablo Picasso, su musa y su modelo, que fueron donadas a Barcelona hace treinta años, se exponen en el Museo Picasso en una muestra en la que se ofrece una nueva mirada a estos objetos corrientes convertidos en arte.

Las obras que componen la colección ‘Cerámicas de Picasso‘ fueron realizadas entre los años 1947 y 1965. En ellas el pintor malagueño, empleando desde ollas a jarras o fuentes de mesa, deja su impronta con dibujos de búhos, toros, peces o rostros de mujeres.

Entre las piezas más tardías de la exposición, de 1965, destaca una serie de “empreintes originales” (huellas originales), un método que Picasso creó con la ayuda del hijo de Georges Ramié para producir “impresiones cerámicas”, a partir de un molde de yeso en unos redondos platos.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Doce + Diez =