Que llega el finde, ¿que hacer? Para los que amamos el mar no es dificil plantearse una escapada a la ciudad más cercana a la capital para respirar aire puro y sortear algunas olas, con el aliciente de poder visitar el acuario más grande de Europa, el Oceanográfic de Valencia, un espacio creado para la observación y conservación de más de 500 especies. Dicho esto solo nos queda encajar deseos y hacer planes. Valencia ¡ya vamos!.


Nuestro primer plan comienza alquilando unas bicis en la Ciudad de la Artes y las Ciencias, existen también bicis de servicio municipal por semanas, servicio de alquiler por horas en gasolineras y otros puntos, es la mejor manera de moverse en esta ciudad. Ya en marcha y pedaleando nos encaminamos a un paseo por el puerto desde la antigua estación maritima de Valencia hasta el más moderno edificio, el de Veles & Vents de David Chiperfield para la Copa América de vela. A golpe de pedal llegamos a la playa de la Malvarrosa, una magnifica playa, amplia y abierta donde además de disfrutar del mar puedes hacer deporte, o degustar una de los más ricos arroces de la ciudad. Nosotros optamos por el deporte y el arroz a banda y unas socarrada de Xátiva, las cervecitas artesanas más famosas de la comunidad.

Ya de vuelta dejamos las bicis y nos sumergimos en el mundo acuático, toca la visita más esperada, el mayor acuario de nuestro continente, el Oceanográfic. En él se representan los diferentes ecosistemas marinos del planeta en distintos ambientes acuáticos: Mediterráneo, Humedales, Mares Templados y Tropicales, Océanos, Antártico, Ártico, Islas y Mar Rojo, además de pasar un rato divertido viendo las cabriolas de los delfines en el delfinario.
¿Y que animales vamos a encontar además de a Nemo? pues apuntad: leones marinos, delfines, belugas, morsas, focas, pingüinos, tortugas, tiburones, rayas, peces sierra, morenas, medusas, estrellas, erizos, además de las aves típicas, como las que viven en la Albufera de Valencia.

Nuestro segundo paseo comienza en la plaza de la Reina, pasa por la Catedral y termina en la plaza de Verge tomando una cervecita al sol, después caminamos carrers dels Cavallers hasta llegar a el barrio del Carmen, al fondo las Torres de Quart.

El Barrio del Carmen es actualmente la zona alternativa de Valencia, esta en el norte del casco histórico terminado en las Torres de Quart. Un barrio deprimido que ha sabido reciclarse con la ayuda de la gente del barrio, artistas, diseñadores y emprendedores. Cuenta con todos los elementos, diversidad, arte urbano, gastronomia multicultural, bares de diseño, rincones con encanto, locales de noche, y esa parte de barrio con señora con el carro de la compra que te devuelve a la realidad. Es un barrio joven y con mucho por hacer. Un precioso paseo para ávidos observadores de lo cotidiano. Una delicia urbana.

Click here to add your own text