Las verdaderas (y terribles) historias que se esconden tras estas 8 películas de Disney

Mucho ojo porque de la versión original a las historias azucaradas de Disney va un trecho bien largo. Violencia, abusos, agresiones… Los cuentos que han cautivado a generaciones y generaciones de niños jamás hubiesen sido aprobadas para menores de 18 en su versión original. Aquí las malas son malas de verdad y los príncipes y reyes, toda una joya (nótese la ironía). • Por María G. Aguado.

Hemos consultado las diferentes versiones de algunas de las películas más sonadas de la factoría Disney, y nos hemos encontrado con originales realmente perversos y con interpretaciones de lo más morbosas.

La Cenicienta

via GIPHY

Cuando el príncipe busca a la mujer que ha perdido el zapato de cristal para convertirla en su esposa, las hermanastras aconsejadas por su madre se cortan los pies, una los dedos y otra los talones, para que les entren los zapatos. Tal cosa no da resultado y en la boda de Cenicienta se ordena a los pájaros que les piquen los ojos. Como suelen decir, cría cuervos…

La Sirenita

via GIPHY

En la versión de Hans Christian Andersen, el trato con la Bruja del Mar también la hace enmudecer, pero no solo eso, como humana pasa un calvario pues “cada paso era como pisar trozos afilados de cristal”. La bruja además le advierte que no hay vuelta atrás y que si no consigue que el príncipe se enamore de ella, la sentencia será la muerte. Solo tendrá dos opciones: seguir siendo humana si mata al príncipe o morir lanzándose al mar. Ella, incapaz de acabar con él, se tira al mar y se convierte en espuma. Moraleja, nunca hay que renunciar a tanto por un flechazo.

Blancanieves

via GIPHY

Ella, tan buena y tan encantadora, decide vengarse de su malvada madrastra en su boda y la hace bailar y bailar con zapatos ardiendo hasta que muere. Mira que se ven cosas extrañas en las bodas, pero como esta…

La Bella y la Bestia

via GIPHY

La historia de Disney es bastante fiel a la original salvo porque Bella pertenece a una familia de clase alta que ve perder su estatus cuando el padre se arruina. La historia con la Bestia es parecida, también la parte en la que deja que Bella vuelva a casa a ver a su padre. Pero lo que no cuenta es que tiene dos hermanas malvadas y cuando se enteran de que Bella debe regresar en una semana, intentan convencerla de que abandone a Bestia, esperando así que ésta se la coma viva. Y todo por celos de su buen estatus. Dicen del amor, pero para algunos el dinero mueve montañas.

La Bella Durmiente

via GIPHY

En la original, la princesa Aurora también queda sumida en un sueño pero no despierta con un beso de amor. Un rey la encuentra en la torre y, cautivado por su belleza, se acuesta con ella inconsciente e incluso la deja embarazada. Aurora da a luz a dos gemelos pero el rey está casado con otra mujer. Dice la historia original que el rey se enamora de ella y su esposa, celosa, intenta matar a los gemelos y cocinarlos para el monarca. Disney e inspiró más en la de Perrault, mucho más light. Porque lo de este rey… Menuda joya de la corona.

Enredados

via GIPHY

En al versión original, el príncipe (porque es un príncipe y no un ladrón como en la película), llega a la torre de Rapunzel y la deja embaraza. La malvada madrastra se entera y le corta el pelo a Rapunzel para después abandonarla en el bosque. Con el pelo de la chica consigue atraer al príncipe a la torre para confesarle que no volverá a verla con vida. Él, desesperado, se lanza desde la torre al vacío y queda ciego al caer sobre unos espinos. Vaga ciego por el bosque y Rapunzel, que no ha dejado de cantar su nombre, le encuentra. Cuando sus lágrimas caen sobre los ojos del príncipe, sus heridas se curan y recobra la vista. Y esta vez sí, viven felices y comen perdices.

El Jorobado de Notre Dame

via GIPHY

Edulcorada del todo tampoco es que lo fuese en la adaptación de Disney. Pero si ya el juez Frollo da mal rollo en esta hsitoria, en la original aún más. Y es que se enamora de Esmeralda y le da a elegir entre ser su pareja o morir. Ella elige lo segundo, a ver quien quiere despertarse todos los días con semejante señor…

El Rey León

via GIPHY

Es en realidad una adaptación de Hamlet (la obra de William Shakespeare). Skar hace el papel de Claudius, que celoso de su hermano el rey acaba con la vida de éste. El hijo del rey intentará vengar la muerte de su padre, pero en la versión de Shakespeare todos mueren. En la de Disney tuvimos suficiente con Mufasa, y menudo trago pasamos.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

16 − cuatro =