Zanele Muholi pone cara a la homosexualidad en África

Sudáfrica es el único país de África que reconoce a los homosexuales derechos como el del matrimonio o la adopción –en un continente donde la persecución es habitual–. Sin embargo, la homofobia sigue siendo un mal muy extendido, especialmente en los barrios populares y las zonas rurales, donde es vista como una moda blanca, inmoral y ajena a la cultura africana. Pero todavía quedan valientes que se aferran a la esperanza de alcanzar la libertad. Es el caso de Zanele Muholi, fotógrafa, negra, lesbiana y sudafricana, que trabaja con tesón en un proyecto ambicioso e inédito: poner cara a los homosexuales negros de su país y de África y retratar su historia.

Su exposición ‘Faces and Phases’ muestra estos días en el Instituto Goethe de Johannesurgo una selección de retratos que, más allá de su belleza, aspiran a fortalecer el autoestima de una comunidad herida y a presentarla tal como es a quienes la desconocen o desprecian.

Las imágenes de Muholi retratan a quienes se enfrentan cada día con el estigma y el miedo, con el asesinato y las llamadas ‘violaciones correctivas’ con las que hay quien cree “curar” a las lesbianas.

El gran objetivo de la fotógrafa es crear un gran fondo documental de imágenes con sus pies de foto, con nombres e historias de gays sudafricanos que –como ella misma dice y muchos en África aún olvidan– son también “alguien”, “amantes, hijas, hermanos y tías de otras personas”. El dinero de los premios que gana lo destina a financiar la organización para la comunidad gay que ha fundado y el equipo de fútbol de lesbianas que dirige.

La belleza no consiste en ‘luchar’, sino en ‘ser’“, dijo recientemente al periódico sudafricano Sunday Times. ¡Así se habla!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

16 − 16 =